El verano ha terminado. Y ahora lo que se avecinan son los días de lluvia. Pero eso no es un problema para los que estamos acostumbrados a usar la bicicleta como medio de transporte en la ciudad. No obstante, es importante que tengamos en cuenta una serie de consejos, que nos pueden ser útiles en esos días húmedos:

  1. Las probabilidades de dar un resbalón se multiplican con el asfalto mojado; y más aún en los pasos de peatones y todos los objetos metálicos que nos podemos encontrar en nuestro camino; por lo que conviene ser prudente y reducir la velocidad. En estos días hay que tener especial cuidado con todas nuestras maniobras en bici. Conviene inclinarse menos de lo acostumbrado en cada curva y guardar una distancia de seguridad, tanta como sea posible. Siempre que puedas, evita los charcos, principalmente si no ves su profundidad.
  2. Trata de permanecer seco. Un chubasquero se puede convertir en tu mejor amigo. A veces, la lluvia no viene sola, sino que además viene con frío. Es bueno llevar también una camiseta interior que sea transpirable; eso hará que no te destemples por culpa del sudor. Unos guantes y un calzado apropiado para la lluvia junto a unos calcetines extra también te pueden ser de utilidad. Para los que usamos gafas, hay productos en el mercado que harán que no se empañen.
  3. Por tu propia seguridad, es importante que seas visible. Las luces en la bicicleta, tanto la delantera como la trasera, son indispensables. Y lo son aún más bajo la lluvia; puesto que la visibilidad de los conductores se verá reducida. Unas buenas luces con la batería al máximo nos ayudarán a no tener un accidente imprevisto.
  4. Es una buena idea ponerle un guardabarros a tu bici. De lo contrario, es posible que cuando llegues a tu destino estés hecho un desastre. Si no quieres poner uno fijo, en las tiendas de bicicletas podrás encontrarlos portátiles.
  5. Las ruedas de tu bicicleta deben estar en buen estado, hay que revisarlas periódicamente y comprobar que el dibujo de la cubierta esté bien definido. Si sacas un poco de aire de las ruedas (sólo un poco), ganarás algo más de adherencia al asfalto.

Y a vosotros, ¿se os ocurre algún consejo más para usar la bici bajo la lluvia?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Centerbici, S.C. .
  • FinalidadModerar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Gráfica Estudio Creativo.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Menú